Historia de MazatlÁn

Recorrido Virtual por la ciudad de Mazatlán.

La historia de Mazatlán única y  rica en diversidad.  Antes de que los españoles conquistaran México, Mazatlán y sus alrededores estaba poblado por indígenas conocidos como Totorames.

Los Totorames se dedicaban a la cacería y a la recolección y tenían habilidades en el arte de la alfarería.  Pero no eran bien queridos por sus vecinos los famosos aztecas, los Totorames no dejaron una herencia en la arquitectura de grandes pirámides o trabajos de gran infraestructura. Su civilización desapareció 200 años antes de la llegada de los españoles.

Otras tribus consiguieron sobrevivir en la región y una civilización prehispánica fue la de los Chametla, quienes ocupaban el área conocida como Sinaloa, situada aproximadamente a 130 kilómetros al sur de Mazatlán.  Este grupo se opuso ferozmente al infame conquistador español Cortes en su paso hacia la Baja California Sur.

Pero los españoles pudieron conquistar a los Chametla y a otras tribus. En 1521, Cortes conquistó territorio azteca, en los alrededores de lo que ahora es la ciudad de México.  Disfrutando su éxito, Cortes envío a sus tenientes a explorar otras regiones y subyugar al país. Para 1531, Nuño Beltran de Guzmán, enemigo de Cortes, arraso con sus tropas en su camino por Sinaloa. Durante estas jornadas él fundó la ciudad de Guadalajara,  Tepic y Culiacán. Detrás de él estuvo otro conquistador llamado Francisco Ibarra, quien en el año de 1521 fundó el pueblo minero de Cópala.

Los nativos del lugar lucharon violentamente en sus esfuerzos por deshacerse de los conquistadores. Pero como esta lucha les dejo un gran número de víctimas y de mortandad, finalmente estas tierras fueron dominadas por los españoles y fueron repartidas entre los conquistadores.

Mazatlán está incluido en esta división en donde los españoles pronto se convirtieron en residentes. La primera mención del nombre de Mazatlán se remonta hacia el año de 1602, cuando se fundó la villa de San Juan Bautista de Mazatlán, situada a 80 kilómetros al sur de lo que hoy es el puerto de Mazatlán.

En lengua  azteca Mazatlán significa “tierra de venados”, pero como el área de Mazatlán nunca fue parte del imperio azteca, se cree que algún intérprete que acompañaba a Guzmán tradujo el nombre de algún dialecto de esta área.

Aunque Mazatlán no fue fundada sino hasta principios del año 1600, los piratas ingleses y franceses, con frecuencia usaban los cerros del puerto para ocultarse y tenderle una emboscada a los ricos galeones que navegaban por estas costas. Como respuesta a estos botines el gobierno colonial empezó a ubicar puntos de vigilancia para patrullar y monitorear a los piratas. Y muy pronto Mazatlán empezó a desarrollarse como puerto.

Para el año de 1800 se logró derrotar a los piratas y  en muy poco tiempo Mazatlán experimentaría un crecimiento muy rápido en su población. En 1821, México  logró independizarse de los españoles y Mazatlán comenzó a prosperar como  ciudad y puerto,  convirtiéndose en la capital del estado de Sinaloa.

En 1847 Mazatlán fue sitiada por la marina de los Estados Unidos en medio de la guerra México-Americana. En 1864, mientras que los Estados Unidos se preocupaban por su propia guerra civil, los franceses invadieron Mazatlán. Y siete años después los ingleses se posesionaron del puerto.

Durante el mandato del Presidente de México Porfirio Díaz (1876-1910), llegó el ferrocarril a Mazatlán, el puerto y su faro fueron modernizados, se terminó la construcción de la catedral y floreció el arte en la ciudad.

Sin embargo,  este periodo no se libro de tragedias, ya que durante la gira de Ángela Peralta conocida como “El ruiseñor mexicano”  trajo a Mazatlán la  epidemia de la fiebre amarilla, muriendo víctima de esta peste y con ella alrededor de 2500 personas por esta causa. Más problemas se presentaron durante  los años de 1910 a 1917 periodo de la Revolución Mexicana. Curiosamente durante esta revolución Mazatlán registra los datos más significativos de su historia. Fue durante este tiempo que Mazatlán se convirtió en la primera cuidad de América y la segunda en todo el mundo que fue bombardeada por aviones. La topografía adyacente al centro de Mazatlán es como un panal con cuevas de piedras que se usaban para almacenar alimentos perecederos. Sin embargo durante la revolución también fueron usadas para guardar las municiones de guerra. Durante esta guerra un avión intentó bombardear este lugar fallando su puntería y dejo caer la carga de dinamita en las calles de la ciudad, teniendo como resultado la muerte de dos civiles. En la actualidad en esta área se encuentran antenas re transmisoras de comunicación.

Los 10 años siguientes a la revolución trajeron una época de prosperidad en el puerto con el desarrollo de la pesca comercial. En la actualidad Mazatlán sigue siendo el mayor productor pesquero y está considerado como el principal productor en la industria del camarón en México.

Pero después vino la gran depresión de 1930, y cuando Mazatlán intentaba recuperarse, vino la segunda guerra mundial. Como pasó en todo el mundo, Mazatlán empezó a recuperarse hasta por el año de 1950. Nuevas y mejoradas carreteras y otras obras de infraestructura aparecieron en esta área.

Muy pronto más gente empezó a visitar Mazatlán y a descubrir la belleza del lugar.  Entonces vino el auge turístico de Mazatlán que comenzó en el año de 1960 y hasta los años 70´s. La apertura de la playa norte trajo hoteles más grandes, situados a lo largo de hermosas playas de arena blanca. Para finales del año 1990 la población de Mazatlán había llegado a los 500,000 habitantes con más de 1 millón de visitantes al año.

Durante los años de 1950 y 1960, Mazatlán era el único destino turístico del Océano Pacifico. Con su arquitectura europea y la belleza y tranquilidad  de una de las playas más largas del mundo, ésta histórica ciudad  sigue conservando su atractivo.

Con el pasar de los años, comités privados han estado trabajando con los gobiernos de la ciudad y del estado para recuperar los monumentos y los sitios históricos de la ciudad, como el teatro Ángela Peralta, construido en 1870, el paseo Olas Altas y sus monumentos, la histórica plazuela Machado que ya estuvo en remodelación y en la actualidad es sede de muchos eventos sociales y culturales, entre ellos el Festival Cultural de Mazatlán, que se realiza cada año. Con sus museos, cafés, presentaciones al aire libre y sus edificios de armoniosa arquitectura, ofrece un ambiente relajante.

En la actualidad Mazatlán disfruta de una economía estable avalada por una variedad de industrias. Y mientras que el área norte de Mazatlán es considerada  como Zona Turística por excelencia aún conserva un gran balance entre el México de antaño y la prosperidad.

Para sorpresa de muchos visitantes, Mazatlán ofrece una amplia oportunidad en bienes raíces. Con disponibilidad de propiedades para todos los gustos y presupuestos, incluyendo por supuesto propiedades frente a la playa que podrá encontrar a precios mucho más accesibles que en la mayoría de otros destinos turísticos de playa.

Para mayor información sobre las opciones de bienes raíces que le ofrecemos haga click aquí.